Beber es perjudicial para la salud. Prohibida su venta a menores de 18 años